nostalgia

Hoy tengo esa necesidad de sentarme delante del ordenador. Sentarme a hablar de la nostalgia que tengo de lo que en mi juventud hacía. No es que sea muy mayor pero vas entrando en una edad que empiezas a añorar ciertas cosas que hacías cuando eras jóvenes. La verdad es que estoy en un plan en el que echo de menos muchas cosas que antes no echaba. Eso debe ser el confinamiento que hemos estado en haciendo por culpa del Covid- 19

No sé si lo he comentado alguna vez, pero tengo ese momento para mí para escuchar música. Esa música variada de hace muchos años. Esa música de ahora y de antes, un popurrí que me gusta siempre escuchar cada día porque me hace sentirme más fuerte. Me motiva para tirar hacia adelante cuando hay un problema. Esas canciones que te pones cuando te vas a caminar o cuando haces algo en casa. Son las que molan de verdad.

Pues estando escuchando esa  música que me vuelve loca, en una de las que ha tocado por azar, me ha recordado a mí hermano. Se me ha venido a la cabeza esos momentos que pasábamos en casa los tres hermanos bailando sin parar con la música a toda pastilla. Y como es normal se me han inundado los ojos de lágrimas. Echo de menos a mis hermanos y a mis sobrinos. Pero tengo que ser fuerte para que cualquier otro momento pueda tener esa oportunidad de abrazarlos muy fuertes. También en otra de las canciones que he puesto, pues he recordado esas aventuras que tenía cuando un día me iba sola por Madrid. ME iba a la puerta del sol, por gran vía, daba una vuelta y me volvía a casa. Ver caras totalmente desconocidas sin saber nada de sus vidas y nadie saber de mi vida. Eso es lo que me hacía realmente feliz. También me hacia inmensamente feliz quedar con esas amigas de toda la vida, comprarnos chucherías. Sentarnos en un parque a charlar de cosas varias. De lo que nos había pasado en el colegio o en el instituto. Contar esos sentimientos varios que antes para nosotros era un mundo. Esas tarde de cine que compartíamos una buena película, y luego nos íbamos al Burger a cenar. Hablar de la película y si la íbamos a recomendar.

Qué tiempos aquellos en los que hacíamos lo que queríamos sin importar la opinión de nadie, y ahora en cambio estamos más pendientes de los demás que de otra cosa.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s