He estado hablando con personas que en unos días se han tenido que hacer cargo de una situación sin querer. Teniendo en cuenda de que una de las personas que estaba a cargo de esa situación era bastante maniática. Tan maniática que a veces tener que decirle que no se preocupara tanto las cosas que sabrían salir adelante. Que sí que esa persona es importante pero que hay otras personas que también saldrían adelante siendo precavidos mil veces… Pero que a veces las situaciones deben de ser de una forma para que se den cuenta de que no son imprescindibles.

Estas situaciones en los que las cosas se dan cuenta que hay que arrimar el hombro de una forma  diferente de normal. Lo que no puede ser es que esas personas de las que hablo que de normal tienen esa cierta responsabilidad deben de relajarse de una forma excepcional porque no todo el mundo es igual que ellas. Cada persona tiene sus manías y pueden llegar a tener conflictos muy grandes. Tan grandes que pueden hacer divisiones de familias.

Esperemos que esas situaciones de que las familias se distancien o se rompan no lleguen nunca a suceder porque esas situaciones son bastante desagradables. Escuchar versiones de familias de las que los problemas a lo mejor son una tontería para unas cosas y muy graves para otras. Entonces debemos de tener entre todas paciencia absoluta los unos con los otros. Eso es lo que debemos de aportar cada persona.

Yo muchas veces he estado avecinando problemas que luego eran realmente tonterías a comparación de cosas que han sido grandes problemas para el futuro. He estado viendo cosas que otras personas nunca han estado viendo en tantísimos años. 10 años después se han dado cuenta de que las cosas que yo he estado diciendo han sido tan ciertas y tan verdaderas que nunca se han valorado hasta después de esa cantidad de años después. Yo en mi caso, no quiero echarme ningún tipo de flores pero a veces hay que echar una vista al futuro para todas esas cosas que debemos de ver. Como por ejemplo irse a vivir a una casa u otra. Ver como son los acabados en una casa y en otra. A veces ver la diferencia de dinero de una casa a otra es importante también pero lo importante en ese sentido son la calidad de materiales que han puesto en esa casa para construir. LA verdad es en este caso, es donde yo recomendé por activa y por pasiva una vivienda por otra. Pero en este caso fue bastante tarde el poder recomendar a esas personas que hicieran bien su compra. Años después, tuvieron problemas con la vivienda. Mucha humedad, entraba agua cuando llovía desde el tejado hasta la planta baja del chalet… un gran número de inconvenientes y una gran inversión de dinero que si hubieran hecho caso desde el primer momento de haber comprado la casa recomendada desde el principio se hubieran ahorrado muchísimo dinero y ahora hubieran estado en unas condiciones óptimas.

Entonces a veces debemos de hacer caso a esas personas que nos recomiendan algo porque fin y al cabo el instinto les da por una cosa que puede ir muy bien o puede ir muy mal. Al fin y al cabo cada uno debe de decidir sus propias decisiones. Pero a veces esas decisiones que tomamos las consecuencias pueden ser positivas y negativas como todo en esta vida en la que vivimos. Pero debemos de aprender de cada cosa en esta vida, porque así podemos en el futuro valorar todo lo que hemos hecho cuando echamos la vista atrás. Observamos nuestra vida las cosas que hemos vivido tanto bueno como malo. Pero en verdad hay cosas en esta vida que debemos de pasarlas tarde o temprano.

A lo que me refiero que debemos de pasar en esta vida, es la perdida de seres queridos. Es ley de vida, cosas que en verdad tarde o temprano nosotros nos iremos también y dejaremos a esa familia que hemos creado.

En verdad, por esta situación te das cuenta de todo lo que vivimos debemos de valorar las cosas mucho más de lo que antes podíamos valorar. Quizás valoras más el tiempo que pasabas con la familia, con los amigos, con los conocidos. Esas escapadas que hacías para caminar en solitario para pensar, para valorar todo lo que vives a diario. Ahora valoramos todo eso mucho más que antes, porque el prohibirnos en realizar cosas diariamente nos hace que hagamos las cosas con más ganas que antes lo hacíamos. Después de 2 meses y medio encerrados en casa vemos esas pequeñas cosas que deberíamos de ver todos los días del año. No puedo imaginar ahora una vida sin ir a caminar, una vida sin poder abrazar a una persona o darle un simple beso. Eso de acurrucarte al lado de esas personas a las que quieres y que viven en otra vivienda… Pues es lo más complicado que podemos hacer.

Asique por favor, valoremos más las cosas que tenemos y disfrutemos de las cosas que antes no disfrutábamos antes. Da tu opinion

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s