Costumbres

Como viene siendo costumbre desde hace ocho años, asisto ya como tradición a las fiestas del pueblo donde pertenece la familia materna de mi pareja.

Las procesiones y la suelta de vaquillas. La verdad, es q ver el pueblo unido en unas fechas como estas merece la pena vivirlo de cerca.

Escribo a altas horas de madrugada, para tener este post preparado para hoy tenerlo publicado pronto.

Las sensaciones que vivo cada año son tremendamente diferentes. A estas alturas de la vida, siento una tranquilidad que nunca había vivido en otros años.

No se si es q no están las mismas personas o es quw yo tengo el chip cambiado. No se cual de las dos cosas será… Pero la verdad es que merece la pena tener la mente cambiada para todo.

Observó a la gente, que me rodea, cada año se ven y parece que sea una falsedad absoluta hacia ciertas personas. Eso no lo aguanto, pero hay que sobrevivir a esto para siempre. Asique disfrutemos de los momentos que se presenten y lo demás no importa

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s