Camarera de la Virgen de los Desamparados

Hoy es una entrada bastante emotiva para mí, ya veremos si escribiendo estas palabras no me emociono y tenga que dejar de escribir… Como ya he estado diciendo en este blog, me hacía muchísima ilusión se Camarera de la Virgen de Los desamparados.

Yo, junto con 6 mujeres más, entramos a formar parte de las 14 camareras de la Virgen de los Desamparados. En los que los próximos 4 años, vamos a servirle a ella.  Siempre me ha hecho muchísima ilusión de formar parte de esta gran aventura que va a estar gravada en mi corazón.

Creo recordar, que he contado mi gran devoción a esta Virgen desde que tengo 8 años. Ósea en resumen 22 años de devoción a una Virgen, que como muchas otras Vírgenes son únicas e irrepetibles pero para mí la que me lleno el corazón fue esta, La virgen de los desamparados. Un año, veraneando en una urbanización cerca de Valencia con mis padres, se nos ocurrió ir hacer un día de turismo por Valencia. Lo típico, vas a la oficina de turismo y coges el mapa en el que te señala los sitios más importantes y conocidos que visitar. Pues así nos disponemos hacer la ruta turística por Valencia. Aquel día tuvimos que esperar a que nos abrieran por la tarde la basílica y la Catedral para entrar a visitarla. Cuando ya hicimos el tiempo necesario y supimos que estaba abierta, entramos primero a la basílica. Allí estaba ella. Brillaba más que nunca, elegante y parecía que sonreía a todo aquel que entraba por la puerta.

Cuando la vi, si a ella, a la Virgen de los Desamparados… Me enamore, me senté en uno de los primeros bancos de la basílica a pedirle peticiones que nunca había pedido con tanta intensidad. Prometí, que cada vez que fuera a Valencia tenía que pasar a visitarla Desde que yo tengo uso de razón siempre he pasado a visitar esta preciosa Virgen cada vez que he estado en Valencia.

Con el paso de los años, conocí a mi pareja, comentando lo que me paso cuando fui por primera vez a Valencia. Me dijo que en el municipio donde él vive, bueno vivimos los dos actualmente en el. Estaba la misma Virgen, que en Valencia. Pues imaginar cuando, que ilusión me hizo. Pues cada vez que paso a la iglesia, entro, me siento enfrente de ella y vuelvo hacer lo que hacía en Valencia. Pedir para que todo salga en perfecto estado.

Cuando me mude a vivir aquí, una de las pocas cosas que pregunte nada más venirme que había que hacer para ser Camarera de la Virgen, me pusieron unos cuantos impedimentos en los que al cabo de los años, mira por donde… Soy una de las 14 personas que van a servir a la virgen durante los próximos años.

El pasado viernes 25, fue la imposición de medallas. Estábamos las 7 que se iban, que ya habían terminado su ciclo, las 7 que se quedaban y las 7 nuevas que entrabamos. Un total de 21 personas a las que después de la misa, nos íbamos a cenar todas juntas. Además en la misa, había muchas más camareras antiguas en las que algunas conocían y otras no tanto. Pero han merecido la pena conocerlas a todas. Y ahora, solo falta seguir estos 4 años con ilusión

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s